Albinismo ocular - Saludlibre

Enfermedades y Dolencias

Albinismo ocular

By  | 

Se trata de una condición ocular heredada en la cual los ojos carecen del pigmento melanina mientras la piel y el cabello tienen una coloración normal o casi normal. Con esta patología el color del iris varía entre el azul, verde y el café dando a creer que se trata de un ojo normal. Sin embargo, cuando un doctor evalúa los ojos con una lámpara la luz resplandecerá tras el iris debido a la falta de pigmentación. En el iris puede haber lugares con escaso pigmento.

El principal problema del albinismo ocular se presenta en la fóvea o área de la retina responsable de la agudeza visual. Esta enfermedad provoca que la fóvea no se desarrolle completamente debido a la falta del pigmento melanina necesaria en los ojos del bebé para que estos se desarrollen antes de nacer. Debido a este problema, no se puede corregir la visión con lentes y el ojo no procesa imágenes agudas de luz.

Otro defecto que ocasiona el albinismo ocular es que los nervios detrás del ojo que van hasta el cerebro no siguen la ruta usual. En un ojo normal los nervios van directamente hacia los lados del cerebro del ojo en cuestión, en un ojo con albinismo los nervios cruzan el ojo, luego el otro ojo y van hasta el otro lado del cerebro.

Problemas ocasionados por el albinismo ocular

Quienes padecen de albinismo ocular sufren de:

  • Agudeza visual reducida desde 20/60 a 20/400.
  • Agudeza visual extrema de 20/25 en el caso de Afro-Americanos.
  • Nistagmus: Es el movimiento irregular y rápido de un lado a otro de los ojos.
  • Estrabismo: Descontrol de los músculos de los ojos. Los ojos están descoordinados o se cruzan.
  • Sensibilidad ante la luz fuerte o resplandores.

Una persona que padece de albinismo ocular y presenta agudeza visual afectada presenta dificultades desde el momento que va a la escuela, pues se le dificulta leer y practicar deportes. En la vida adulta no pueden conducir un vehículo.

¿Qué provoca esta enfermedad?

El albinismo ocular es provocado en la mayoría de los casos en un gen que se encuentra en el cromosoma X, por lo tanto es más frecuente en los varones ya que en una mujer sería necesario que se presentara en sus dos cromosomas.

Una madre portadora del gen se lo transmitirá a su hijo varón, de esa forma, este tendrá un 50% de probabilidades de padecer albinismo ocular.

Las madres que llevan este gen presentan pigmentación coloreada tras el ojo, pero no padecen este síndrome ya que ven normal. Un simple examen con un oftalmólogo puede identificar este tipo de pigmentación en el 80% de los casos.

Este tipo de albinismo ligado al cromosoma X se conoce como albinismo ocular Nettleship-Falls.

Existe otro tipo de albinismo menos común es heredado por un patrón de herencia llamado recesivo autosomal. En este caso los dos padres del niño tienen el gen por lo tanto hembra y varón se ven igualmente afectados.

Si dos padres presentan este gen, existe una probabilidad del 25% que nazca un bebé que padezca de albinismo ocular. En este caso el color de pelo y de la piel pueden llegar a ser más claros.

Tratamiento

Para tratar el albinismo ocular se requieren de ayudas visuales y cambios de ambiente para expandir el límite de la visión.

En el caso de presentarse estrabismo una cirugía para corregirlo es necesaria, pero no siempre coordinará totalmente los ojos. Este tipo de cirugía puede incrementar el campo de visión en el caso de los ojos cruzados, mejorara la apariencia y la autoestima de la persona afectada.

Existen además clases de ayuda óptica personalizadas.

En algunos casos los niños pueden mejorar su visión con lentes regulare. Los adultos pueden probar lentes con aumento especializado e incluso, en algunos casos los lentes de contacto permiten corregir fallos que los lentes regulares no permiten.

Es necesario también ajustarse emocional y socialmente al caso de albinismo ocular, aceptarlo y admitirlo para empezar a tratarlo desde un punto de vista físico y psicológico.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.