Enfermedades y Dolencias

Infecciones en la sangre – causas y síntomas

By  | 

Las infecciones en la sangre se conocen como Sepsis, una afección que se da cuando una infección ingresa al torrente sanguíneo. Esta condición en personas con el sistema inmune comprometido (SIDA, cirugía reciente, cáncer o deficiencia inmune) puede ser de vida o muerte.

La sepsis o septicemia es una infección provocada por la presencia de bacterias en el torrente sanguíneo. Está asociada a una infección en otra parte del organismo. Puede avanzar rápidamente y provocar la muerte.

La respuesta del cuerpo durante una septicemia puede ser mortal. El organismo genera una respuesta inflamatoria que provocará la formación de pequeños coágulos en la sangre con el fin de evitar que la infección se disemine. Como consecuencia los órganos no recibirán suficiente sangre. Debido a esto los órganos pueden dañarse, el corazón bombea más veces para llevar el oxígeno necesario a los órganos. La sepsis puede culminar en un fallo total de los órganos.

Causas

La sepsis se da cuando las bacterias que producen una infección en alguna parte en el organismo ingresan al torrente sanguíneo. Las infecciones que afectan los pulmones, el abdomen y las vías urinarias pueden provocar septicemia.

En algunos casos se puede producir una septicemia y una infección simultáneamente. También puede producirse antes de ciertas infecciones.

Se le asocia con:

  • Meningitis: Infección en el sistema nervioso central.
  • Osteomielitis: Infección en los huesos.
  • Endocarditis: Infección en el corazón.

Síntomas

Dado el riesgo que representa una sepsis, conocer los síntomas nos permitirá buscar ayuda médica a tiempo:

Manchas en la Piel

Es el primer signo de infección en la sangre. Se muestran parches rojizos en manos, brazos, pies y piernas.

Latido Cardiaco Anormal

Cuando el caso se encuentra avanzado la infección en la sangre afecta los órganos principales, incluyendo el corazón. Esto provoca que los latidos cardiacos aumentan y disminuyan sin razón.

Problemas de Micción

Una infección avanzada en la sangre afectará el hígado, lo que disminuirá la micción o incrementará urgencia para orinar.

Agitación

Si está combinada con otros síntomas y aparece de repente y aumenta y dura por unos cuantos días es conveniente acudir al médico.

Concentración Deteriorada

La sepsis puede afectar el estado mental debido a las respuestas del organismo, pues las sustancias químicas que libera privan de nutrientes y de oxígeno al cerebro.

Mareos

Debido a la falta de oxígeno en el cerebro y a la caída de la presión arterial la persona afectada puede experimentar mareos.

Náuseas y Vómitos

La sepsis puede originarse en cualquier parte del organismo, por lo que puede provocar náuseas y vómitos como primer signo de la infección.

Fiebre

Una infección puede provocar una fiebre repentina y sin explicación de 38ºC.

Escalofríos

En casos avanzados la temperatura corporal puede caer en picado y provocar hipotermia causando escalofríos y temblores.

Diagnóstico

El autodiagnóstico es complicado pues los síntomas son similares a los de otras enfermedades. Solo un médico puede diagnosticar correctamente una sepsis.

Para diagnosticarla se hace una exploración física, análisis de sangre, análisis de orina, análisis de heridas si se tienen (Se extrae liquido o pus de la herida) pruebas de diagnóstico por imágenes.

Tratamiento

Cuando se diagnostica una septicemia el tratamiento se recibe en el hospital. Si aparecen síntomas de shock el paciente es trasladado a la unidad de cuidados intensivos.

Suministran oxígeno para facilitar la respiración y líquidos por vía intravenosa para que la presión arterial se mantenga en valores estables. Si se presentan trastornos de coagulación de la sangre se administra plasma.

Para tratar la septicemia se suministran antibióticos, vasoconstrictores e insulina.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.