Consejos de Salud

Melatonina: Advertencias y sus efectos secundarios

By  | 

La melatonina es una hormona sumamente importante para la salud cerebral. Se trata de una hormona que regula el reloj biológico de nuestro organismo pero, también puede tener efectos secundarios.

¿Qué es la melatonina?

Se trata de una hormona cuya función es regular el reloj biológico de nuestro organismo, se sintetiza en la glándula pineal con un ritmo cíclico y es distribuida en la sangre en minúsculas proporciones. Su finalidad es la de informar al organismo de las fases circadianas, es decir, el ritmo que debe seguir el cuerpo durante el día.

El ritmo circadiano se adquiere a los tres meses de vida y entre los 12 meses y los 3 años se generan los mayores niveles de melatonina, con el pasar del tiempo la producción disminuye.

En las personas mayores los niveles son hasta 12 veces menores que en los jóvenes.

La melatonina tiene propiedades muy valoradas como mantener el ritmo entre el sueño-vigilia relacionado con los ritmos circadianos y es una sustancia apta para tratar las alteraciones del sueño con el fin de equilibrar los ritmos.

Es muy recomendable para aliviar el jet-lag o para facilitar el sueño a las personas que presentan cambios en su horario laboral o que trabajan en el turno de noche de forma constante en el tiempo. Al consumir melatonina durante el tiempo recomendado se puede recuperar con rapidez el ritmo sueño-vigilia que ha sido alterado.

Se cree que la melatonina tiene propiedades para prolongar la vida, sin embargo  se ha comprobado que mejora la calidad de vida de la gente mayor.

Ayuda a tratar síntomas como:

  • Diskinesia tardia (TD).
  • Epilepsia.
  • Fibromialgia.
  • Insomnio causado por medicamentos del tipo bloqueadores beta.
  • Insomnio infantil (Cuyas consecuencias son: Autismo, parálisis cerebral o discapacidad intelectual)
  • Migrañas.
  • Osteoporosis.
  • Síndrome de Fatiga Crónica.
  • Síndrome de la fase retrasada de sueño (DSRS)
  • Síndrome déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
  • Síndrome del intestino irritable (SII).
  • Síndrome del tabaquismo.

A pesar de sus beneficios debemos en tomar en cuenta o siguiente:

Advertencias

El uso de melatonina está asociado a diversos tipos de cáncer como:

  • Cáncer de la cabeza.
  • Cáncer de la próstata.
  • Cáncer de mamas.
  • Cáncer del cerebro.
  • Cáncer del cuello.
  • Cáncer del pulmón.
  • Cáncer gastrointestinal.

Tampoco se recomienda durante el embarazo o la lactancia ni cuando se desea quedar embarazada pues interfiere con la ovulación.

Los bebes y los niños no deben consumir esta hormona porque puede interferir en su desarrollo.

Las personas que padecen de trastornos hemorrágicos no deben consumirla porque se incrementa el riesgo de sufrir una hemorragia.

No puede ser consumida por personas con hipertensión ni diabetes. Si se tiene diabetes debes controlar el nivel de azúcar cada vez que la consumas.

El consumo de melatonina incrementa el riesgo de padecer convulsiones y de empeorar los síntomas de la depresión.

Incrementa la respuesta inmunitaria puede interferir con la terapia inmunosupresora en personas que han recibido un trasplante.

Efectos secundarios

Las dosis de melatonina deben ajustarse según el momento del día y suele emplearse para disfrutar de alguno de sus efectos secundarios como beneficios como quimioterapia, reducción de la capacidad de coagulación de la sangre, pérdida de peso y más.

Algunos de los efectos secundarios son:

  • Somnolencia.
  • Hipotermia.
  • Lentitud en el tiempo de respuesta.
  • Dolor de cabeza.
  • Diarreas.
  • Dolor de cabeza.
  • Síntomas de depresión temporales.
  • Somnolencia durante el día.
  • Mareos.
  • Calambres estomacales.
  • Irritabilidad.

Interacciones

Mezclar ciertos medicamentos y sustancias con la melatonina provoca reacciones y efectos secundarios adversos:

  • Acetaminofén.
  • Amitriptilina.
  • Cafeína.
  • Clopidogrel.
  • Clozapina.
  • Fluvoxamina.
  • Warfarina.
  • Teofilina.
  • Tacrina.
  • Ropinirole.
  • Propranolol.
  • Ondansetron.
  • Omeprazol.
  • Olanzapine.
  • Medicamentos para diabetes.
  • Losartan.
  • Lansoprazol.
  • Fenitoína.
  • Estradiol.
  • Enalapril.
  • Diazepam.
  • Citalopram.
  • Carisoprodol.
  • Captopril.
  • Amitriptilina.
  • Amlodipina.
  • Antihistamínicos.
  • Antidepresivos.
  • Antibióticos.
  • Anestésicos.
  • Aspirina
  • Azatioprina.
  • Basiliximab.
  • Ciclosporina.
  • Clopidogrel.
  • Corticosteroides.
  • Daclizumab.
  • Dalteparina.
  • Diclofenac.
  • Diltiazem.
  • Enoxaparina.
  • Estimulantes.
  • Furosemida.
  • Heparina.
  • Hidroclorotiazida.
  • Ibuprofeno.
  • Inmunosupresores.
  • Medicamentos sedantes.
  • Micofenolato.
  • Muromonab-cd3.
  • Naproxeno.
  • Narcóticos.
  • Píldoras anticonceptivas.
  • Prednisona.
  • Sirolimus.
  • Tacrolimus.
  • Teofilina.
  • Valsartan.
  • Warfarina.
  • Ácido fólico.
  • Ajenjo.
  • Ajo.
  • Amapola Californiana
  • Angélica.
  • Cálamo.
  • Chijol.
  • Clavos de olor.
  • Equinácea.
  • Escularia.
  • Ginkgo.
  • Ginseng.
  • Hierba de San Juan.
  • Hierba gatera.
  • Hoja de cedro.
  • Jengibre.
  • Kava.
  • Licopodio chino
  • Lúpulo.
  • Romero.
  • Salvia miltiorrhiza
  • Sauce.
  • Trébol rojo
  • Valeriana.
  • Vitamina B12.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.