Ajo en polvo y diente de ajo, ¿Que diferencias hay? - Saludlibre

Consejos de Salud

Ajo en polvo y diente de ajo, ¿Que diferencias hay?

By  | 

Muchas personas creen que el ajo en polvo y el diente de ajo contienen los mismos beneficios. Sin embargo, durante el proceso de secado y molienda del ajo se pueden perder ciertas sustancias importantes que aportan ciertos beneficios al organismo.

Los beneficios del ajo son notorios para nuestra salud, el ajo o allium sativum es una de las especias más importantes del arte culinario así como un gran representante de la dieta Mediterránea. Este producto bulboso es una panacea de la medicina natural y puede consumirse en su forma natural, como aceite y en polvo, conservando gran variedad de sus beneficios.

¿Qué componentes pierde el ajo al desecarse?

Uno de los componentes activos del ajo son los compuestos organosulfurados como el sulfóxido o aliina, según el Centro de Información del Instituto Linus Pauling de micronutrientes. Esta sustancia se pierde durante el corte, cocido y secado de los ajos, proceso necesario para elaborar el polvo de ajo.

Muchos de los compuestos organosulfurados del ajo se pierden, sin embargo, si se trata de polvo de ajo con suplementos dietéticos suele preservar los componentes como la aliina.

¿Mantiene entonces sus propiedades?

El ajo en polvo natural tiene un contenido bajo en aliina, sin embargo, conserva muchas de las propiedades beneficiosas del ajo debido a que mantiene su contenido nutricional.

Se cree que el ajo en polvo favorece el control de la presión arterial alta tal como lo hace el diente de ajo natural, esto no es cierto. De acuerdo con el Instituto Linus Pauling Centro de Información sobre Micronutrientes, el ajo en polvo no ayuda a reducir la presión arterial en personas que padecen de hipertensión. Sin embargo, con el consumo de 6 mg se reduce el consumo de sodio al suplantarlo en la mesa por la sal común.

El sodio eleva la presión arterial, por lo que reducir su consumo y sustituir la sal con polvo de ajo es una buena opción para aquellas personas que desean controlar la presión arterial.

El ajo en polvo tiene una elevada capacidad de absorción de radicales de oxígeno, lo que indica un enorme potencial para inhibir la oxidación de las células del cuerpo. Una dieta alta en antioxidantes reduce el riesgo de enfermedades asociadas a la oxidación como la enfermedad cardiaca, Parkinson, Alzheimer y cáncer.

Beneficios del ajo

Reduce los niveles de colesterol: Según estudios publicados en “Lipids in Health and Disease”, en 2010, se encontró que el ajo en polvo logra reducir los niveles de colesterol total y en las lipoproteínas de baja densidad.

Fortalecer el sistema inmune: El ajo en polvo y el ajo entero fortalecen el sistema inmune y ayudan a combatir el cáncer y las infecciones. Se cree que quienes incluyen ajo en su dieta tienen menos probabilidades de padecer cáncer de colon.

Diluyente de la sangre: tanto el ajo en polvo como el ajo crudo tienen efectos anticoagulantes beneficiosos para personas que padecen de presión arterial alta y enfermedades del corazón. El consumo de ajo está recomendado para prevenir enfermedades en las arterias coronarias y la formación de trombos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.