Consejos de Salud

Prevención del infarto cerebral

By  | 

El infarto cerebral o ictus se produce cuando una arteria del cerebro se obstruye y deja de suministrar riego sanguíneo a las células del cerebro. Éstas dejan de recibir oxígeno y acaban muriendo, suelen afectar a personas ya mayores aunque también pueden producirse en jóvenes y que frecuentemente son la consecuencia final de la confluencia de una serie de factores de riesgo como son: circunstancias personales, ambientales, sociales, entre otras. Algunos sinónimos de este padecimiento son embolia cerebral o apoplejía. El término médico es enfermedad vascular cerebral (EVC) isquémica.

El ataque cerebral está clasificado como la cuarta causa principal de muerte en los Estados Unidos.

Prevención del infarto cerebral

¿Cómo evitar un accidente cerebral?

  • Como en todos los trastornos que aparecen de repente lo más importante es están informado de los síntomas antes que suceda.
  • El dolor de cabeza, los mareos o la pérdida de conciencia pueden ser síntomas.
  • Los problemas de visión o no poder mantener una conversación pueden advertir de un accidente cerebrovascular.
  • Cada 2 años se debe hacer un examen de presión sanguínea .
  • Se debe tratar la hipertensión, la diabetes, el colesterol alto y la enfermedad cardíaca.
  • Se recomienda hacerse un chequeo para colesterol cada tanto.
  • Se debe seguir una dieta baja en grasas.
  • El consumo de alcohol no debe superar los 60 gramos al día.
  • Evitar el cigarrillo, fumar causa cerca del doble del aumento en el riesgo de ataque cerebral isquémico y hasta cuatro veces el aumento en el riesgo de ataque cerebral hemorrágico.  Ha sido vinculado con la acumulación de sustancias grasas (aterosclerosis) en la carótida, la arteria principal del cuello que abastece de sangre al cerebro. El bloqueo de esta arteria es la causa principal de ataque cerebral en los estadounidenses. Además, la nicotina aumenta la presión arterial; el monóxido de carbono del cigarrillo reduce la cantidad de oxígeno que su sangre puede transportar al cerebro.
  • Nutrirse adecuadamente es primordial.  La dieta debe ser equilibrada, baja en sal y sobre todo se deben evitar las grasas saturadas que son las principales causantes del colesterol y los triglicéridos en sangre.
  • Hacer ejercicio es básico para llevar una vida sana y evitar muchas de las enfermedades cerebrovasculares.
  • Los antecedentes familiares de problemas cerebrales advierten mayor probabilidad de sufrir éste síndrome, chequeos de rutina y análisis de sangre periódicos ayudarán a prevenir un infarto cerebral.
  • Las personas obesas o con  diabetes pueden ser más propensas a sufrir ésta alteración. EL 80 por ciento de los infartos cerebrales están relacionados con diabetes, obesidad, hipertensión arterial, cardiopatías, colesterol y triglicéridos elevados.

Por ello, los infartos cerebrales deben considerarse una urgencia médica, donde el paciente requiere de atención hospitalaria dentro de las primeras tres horas del inicio de signos. Ya en el hospital, un profesional de la salud ofrecerá la estrategia terapéutica más adecuada.

Finalmente, el objetivo del tratamiento de los pacientes que padecen esta enfermedad es ayudar a recuperar la mayor funcionalidad posible y prevenir accidentes cerebrovasculares futuros. Por ello, la recuperación se iniciará en el hospital y luego en el  centro de rehabilitación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.